LiveZilla Live Help
español português english

LUGARES DE INTERES

Las cataratas de Iguazu

Las Cataratas del Iguazú se encuentran entre Argentina y Brasil, conformando el límite divisorio natural entre ambos países, en la confluencia de los ríos Iguazú y Paraná.

En 1542 Alvar Cabeza de Vaca descubre las cataratas y las bautiza con el nombre de saltos de Santa María, pero pasados los años se toma su nombre original en guaraní “Y” agua, “Guasu” grande, derivando en la denominación actual IGUAZU. Desde 1934 se encuentran protegidas por el Parque Nacional y en 1984 se las declaró Patrimonio Natural de la Humanidad.

El Parque tiene 67,000 hectáreas con vistas panorámicas fascinantes, fauna y flora que conforman el ambiente natural que da marco a los “saltos grandes” y las más de 200 cascadas que las rodean. El salto más abrupto es la famosa Garganta del Diablo, con su caída de 80 mts de alto, al cual se puede llegar muy de cerca por medio de las pasarelas, desde el lado Argentino.

Un paseo para no perderse es el Tren Ecológico de la Selva, que recorre varios senderos de la selva misionera, desembocando en las principales estaciones que dan origen a los circuitos que acceden al corazón de las cataratas. La visita a la Garganta del Diablo es imperdible, es el salto más impactante por su altura, fuerza y cantidad de agua, en sintonía con los sonidos de la selva, el vapor de agua y el arco iris que forma el reflejo del sol. De día se pueden apreciar las más exóticas especies de aves y mamíferos: no es raro cruzarse con tucanes, papagayos, monos, coatíes, yacarés, yaguar y ocelotes, especies en extinción.

Cataratas bajo la Luna

La caminata a las Cataratas del Iguazú bajo la luz de la luna, es una aventura que solo quienes lo han experimentado pueden saber realmente de que se trata y no lo olvidarán jamás! Para poder hacer esta excursión, es necesario sincronizar tu viaje a las Cataratas del Iguazú con el calendario lunar, ya que sólo es posible ver el fenómeno cuando hay luna llena.

El espectáculo natural se aprecia sólo durante cinco días en cada mes, el día de luna llena, dos días antes y dos días después, el momento único en que la luz plateada de la luna hace visible la Garganta del Diablo de las Cataratas del Iguazú en la noche.

Las ruinas Jesuitas

Las Ruinas son el legado histórico-cultural más importante de la región y datan de la época de la conquista española. Se encuentran vestigios arquitectónicos con más de 200 años de historia en toda la provincia de Misiones (incluso en la vecina provincia de Corrientes).

Muy cerca de la selva Misionera, están las Ruinas de lo que fuera el trazado urbano diseñado por los jesuitas y construido por manos aborígenes, quienes más tarde serían evangelizados. Las más conocidas son las Ruinas de San Ignacio Miní, son las que tienen mejor estado de conservación y se pueden visitar para conocer la historia de la colonización, evangelización y educación de los nativos guaraníes.

Actualmente, el predio cuenta con un Centro de Interpretación para conocer a través de varias salas, maquetas, relatos, show de luces y sonido, todos los hechos acontecidos. Dada su importancia, se las declaró Patrimonio de la Humanidad, Monumento Histórico Provincial y Nacional.

Las Ruinas son de gran atractivo turístico dado el impacto cultural y reciben visitantes en busca de develar mitos y leyendas. La conservación es bastante buena ya que los asentamientos se realizaron con materiales de la zona, como el asperón rojo, lo cual favoreció que perduren en el tiempo a pesar encontrarse expuestas a las inclemencias climáticas.

Ruta 12 Km 3,5 | Puerto Iguazu - Misiones

Hotel|Habitaciones|Servicios|Actividades|Lugares de Interés|Ubicación|Contacto